Qué es el Bypass gástrico

Por admin / hace 1 año / 0 Comentarios ».

En el mundo existen millones de personas que sufren de obesidad, lo que incluye personas de todas las edades: niños, jóvenes y adultos. La obesidad desencadena otros tipos de enfermedades ya sea en el corazón, en los huesos, diabetes y otros padecimientos. Es por eso que muchas personas acuden a tratamientos médicos especializados para bajar de peso y mejorar su salud en general. Uno de estos tratamientos, que por cierto ha sido practicado desde hace muchos años, es el llamado bypass gástrico conocido también como cirugía bariatrica. Ésta opción para perder peso se debe realizar cuando otros mecanismos o técnicas como el té para adelgazar no han funcionado, asimismo, no se sugiere ningún tipo de cirugía como primera opción para solucionar el aumento de peso.

Cómo se realiza el Bypass Gástrico

El bypass gástrico es una cirugía que permite modificar la anatomía original del sistema digestivo con el fin de eliminar la obesidad. Consiste en reducir el tamaño bypass gastricodel estómago, para disminuir la capacidad gástrica, además, se conecta directamente al intestino delgado. De esta forma la comida deja de pasar en un gran segmento del intestino delgado y se disminuye de esa manera la absorción de calorías y de nutrientes. Asimismo, debido al reducido tamaño de la parte de estómago que se deja, se reduce la cantidad de alimentos que la persona pueda comer. Su estómago es más pequeño y hace que sienta saciedad en forma rápida, igualmente, el apetito se reduce de manera significativa y así la persona comienza a adelgazar.

El bypass gástrico promete lograr adelgazar de manera permanente a hombres y mujeres que padecen de obesidad y que no han logrado resultados en otros métodos de adelgazamiento. Los pacientes que pueden realizarse el byapass gástrico son las personas con un índice de Masa Corporal superior a 40, los hombres que pesan 100 libras más que su peso ideal o las mujeres que pesan 80 libras más que su peso ideal, las personas con un IMC entre 35 y 40 que sufren de otra enfermedad grave relacionada con la obesidad como la diabetes (específicamente la diabetes tipo 2), enfermedades del corazón, entre otros, y por lo tanto necesitan adelgazar de manera urgente. Sin embargo, el bypass gástrico no es para todos los que tienen obesidad severa. Es posible que se tenga que cumplir ciertas pautas médicas para calificar para ser apto a realizarse el tratamiento. Es posible que se tenga que acceder a un amplio proceso de selección para ver si se califica para la cirugía.

Para que el bypass gástrico cumpla su prometido se requiere la constancia y disciplina del paciente quien debe cambiar su estilo de vida y hábitos alimenticios a las nuevas condiciones que derivan de la intervención quirúrgica, ya que el estómago al ser reducido, deberá suministrársele menos alimentos que antes y comer saludablemente para mantener los resultados, es por eso que se le brinda un programa de dieta a que debe seguir rigurosamente después de la intervención para cubrir sus necesidades de nutrición, vitaminas y suplementos. Cuando el paciente consigue llegar al peso equilibrado, el organismo se reajusta a la nueva cantidad de alimentos que puede procesar y así se puede lograr mantener el peso deseado. Al igual que con cualquier cirugía, el bypass gástrico presenta riesgos potenciales para la salud, tanto a corto plazo como a largo plazo.

¿Cuánto cuesta?

El precio es elevado dado que es una operación compleja en la que hay que hacer varios procedimientos, la cirugía tiene un precio alto, depende también del tipo de cirujano y del país en el que se realice.
Sin duda alguna es una operación de gran valor tanto por su complejidad como por los resultados y por ende el precio es acorde al procedimiento que no es de los más baratos si no que su precio es elevado.

Conclusión sobre el bypass gástrico

Se trata de una cirugía que modifica la anatomía original del sistema digestivo con la finalidad de eliminar la obesidad. Consiste en reducir el tamaño del estómago, disminuyendo al mismo tiempo la capacidad gástrica, y se conecta directamente al intestino delgado. Esta forma evita que la comida pase por un gran segmento del intestino delgado, reduciendo la absorción de calorías y nutrientes; al quedar reducido el tamaño del estómago, la persona sentirá saciedad con menos cantidad de comida y comienza a adelgazar.

El bypass gástrico es una opción que, aunque tiene un precio elevado, puede hacer que mujeres y hombres que padezcan de obesidad bajen de peso rápidamente y de forma permanente.

Es recomendable para personas con un índice de masa corporal mayor a 40, y que además sufran de enfermedades como hipertensión o diabetes, donde es necesario que mantengan un control de peso ideal y de alimentación. En casos individuales, se someten a ciertos estudios médicos para verificar si se es o no apto para una intervención de este tipo.

Para obtener los resultados deseados, es importante que el paciente cambie sus hábitos de vida. Deberá controlar en gran medida la cantidad y la calidad de los alimentos que consume o bebe. A cada persona se le asigna un programa de alimentación a seguir luego de la operación para cada etapa del proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *